sábado, 24 de enero de 2009

LA FAMOSA CARTA

Esta es la carta que karla escribio a Iván en muestra de apoyo.

Publicado por: Karla.guerrera | 22 Enero 2009 a las 15.39



Encendí el televisor y te vi.
Eran días sombríos para mí. Una terrible enfermedad echaba un pulso a muerte conmigo. No tenía ganas de luchar. Mis ganas se había quedado en el camino, entre quirófanos y tubos, entre pruebas y desolación a mi alrededor.
Mis compañeras de habitación se morían y mi amigo Pepe también lo hizo, y sin avisar.
¿Cuándo me tocará a mí? Me decía constantemente.
No quería morir. Mi hijo, a sus 26, años me necesita mucho. Tiene que terminar de encauzar su vida. ¿Y mi marido? ¿Qué haría ese trasto sin mí, ahora que nos hemos vuelto a casar, después de 27 años de nuestro primer matrimonio?
Intentaba salir del bucle. Ponía música de relajación donde se oyera el trinar de los pájaros y el agua corretear en un riachuelo. También se oía el sonido de las olas que yo imaginaba de mi mar, el mediterráneo.
Y así, con velitas de aroma puestas por toda la estancia y a media luz, intentaba volar a lugares hermosos y no pensar en nada.
Pero al poco rato caía de la nube y volvía a mi triste realidad.
Pero encendí el televisor y te vi. Me cautivó tu mirada por lo limpia y por lo triste. Decidí fijarme un poco más… Y entonces descubrí tu alma. Un alma noble y pura que no sabe de rencores, que no conoce la malicia y un corazón enorme lleno de ganas de vivir, de exprimir cada instante que la vida te permitiera.
Me quedé obnubilada. Me enamoraste. Te he llegado a querer casi como a un hijo. (porque mi hijo tiene mucho en común contigo, muchísimo).
Y te vi limpio y transparente, mostrándote sin pudor, con tus defectos y virtudes, con esas ganas locas que tienes de que la gente te comprenda. Te he visto defenderte de indecentes hienas que te odiaban, porque ellas jamás podrán apagar tu luz. Como tú dices, tienen mala sombra.
Te he visto querer, tener cariño a la gente, y recibir puñaladas por todos los lados.
Te he visto perdonar y no guardar rencor.
Te he visto sobrevolando los lodos putrefactos en los que se convirtió la casa de Guadalix, sin ensuciarte un ápice…. Porque tú estabas por encima de toda la ruindad y la mezquindad que te rodeaban.
Te he visto confiar en quien no debías e ignorar lo que se cocía a tus espaldas.
Te he visto reír y disfrutar de cualquier momento.
He pasado noches escuchando tus charlas, contemplando tus juegos con tu “nuestra” cría. Te he visto al lado de un poste sin alma a quien tu creías tu amigo.
Y he llorado, y he reído, y he sufrido y me he emocionado contigo…
Y he olvidado mis males, que no está en mi mano sanar, para emprender una lucha sin cuartel por ti, Iván Madrazo, la nobleza hecha persona.
Y he reunido a casi 1600 personas, ivanistas, en el blog del Gato encerrado y, juntos, hemos jugado por ti. Hemos usado la estrategia y la cabeza para hacerte ganador. Pues tú no sabías jugar, te movías por el corazón e ignorabas lo que se cocía a tu alrededor.
Sólo te llevarás una amistad de corazón de tu aventura, Iván; y ésta será Almudena, tu cría.
No confíes en nadie más, mi pirata, porque nadie más te quiere. NADIE.
Pero aquí, en la calle, en todas partes de España, tienes a miles y miles de personas que te comprendemos, que te queremos y que te defenderemos siempre.
Y eso es mérito tuyo y sólo tuyo. Porque con tu personalidad y tu conducta, con tu inocencia y tu enorme corazón de pirata bonachón, te has ganado el cariño y el respeto de tantísima gente que ningún otro concursante de las 10 ediciones de GH ha conseguido jamás.
Tú eres GH. Tú eres el verdadero espíritu de GH. Lo demás han sido burdos ensayos.
Gracias por 4 meses de felicidad y que Dios te bendiga, Rey de los Piratas.
Carla.-

http://gente5.telecinco.es/blogs/gatoencerrado/2009/01/22/la-decision-final/?cp=52
Desde el blog gato enjaulado esta carta tiene una replica:
Lo siento Carla no me convences. Con todo mi respeto por supuesto.
Tenía 21 años cuando me descubrí un bulto en el cuello. Podría parecer algo sin importancia pero no se por que aquel día el corazón me dio un vuelco. Desde aquel día comencé a preocuparme, fui al médico de cabecera por que notaba como que mi cuello se iba entumeciendo y que perdía movilidad. Lo que en principio para ellos era algo de anemia a los a los cuatro meses por fin fue diagnosticado previa biopsia como un Linfoma de Hodking en grado III bastante avanzado pero afortunadamente sin metástasis, con un tratamiento de quimio habría bastante... de momento.

Perdí mi larga melena, no llegue a verme calva pero si mi melena se quedó en nada. Perdí 9 meses de quimio, mi vida se partió. Mejor se paró por que la gente seguía con su vida. Mientras yo estaba en Stad bye.

Al principio fue muy duro, el tratamiento durísimo perdía cinco kilos cada vez que me ponían los ciclos de quimioterapia por que cuando me quería recuperar de las vomitonas que me producían la medicación tenía que volver al hospital. Era como un círculo vicioso que no se rompía. Yo seguía en Stad bye.

Lo peor fue que Juan Carlos un día dejo de estar, también Consuelo.... entonces decides hacerte una coraza y ya no preguntas cuando falta alguien ¿para qué? Ya sabes la respuesta.

En todo este tiempo lo que duele es el cuerpo, después te duele el alma. Ves como tu vida se rompe y la de tu familia, como lloran y se hacen los valientes para que tu no sufras, pero hay algo en ti que te hace ver la realidad.

Recuerdo la planta quinta y octava del Hospital Virgen de la Vega como si fueran mi casa. Todo el personal, que amargos y buenos recuerdos.

-¡Te dejo el pijama en la cama! ¡Qué ya se que no te gustan los camisones!

¿Que quieres comer hoy?

-Lo que haya, me da igual,

¡venga no tienes dieta puedes comer lo que quieras!

Ah si pues un bocadillo de jamón de Guijuelo... Y ME LLEVARON EL BOCADILLO.



El tiempo pasó nueves meses, me recuperé y a los cuatro años aproximadamente con 25 tuve una recidiva que se llama así la recaída de un cáncer. Vuelta a empezar. Otra vez en stand bye. Esta vez para asegurar quimio y radio. Esta vez pasé también por el Clínico de Salamanca y doscientos kilómetros diarios para mi sesión de radioterapia que duraba dos minutos.



Me recuperé, hoy tengo de nuevo mi melena y una salud de vez en cuando hipotecada por los efectos secundarios que aún persisten. Tengo mi vida, mi familia, me encanta sentir la lluvia en la cara, el frío también. Estoy viva y no hago planes a largo plazo por que no se lo que me espera mañana.



Por todo ello Carla permíteme que te de un consejo ante una enfermedad por muy grave que sea hay gente que te puede ayudar. Afortunadamente cada día hay más asociaciones que cuentan con ayuda psicológica. No me parece que ver la vida a través de un televisor o la vida de los que viven en un monitor sea el mayor aliciente para una persona que necesita apoyo. ¡Es preferible abrir la ventana y sentir el aire en tu cara! Si es frío mejor te ayuda a sentirte viva. ¡Créeme!



Hoy tengo 40 años y a pesar de todo prometo seguir viviendo día a día, disfrutando de la vida pero de la de verdad no de la ficticia que existe tras un televisor.



Con todos mis respetos recibe un saludo.

1 comentario:

Mister y Miss GH dijo...

Triss te comentamos para despedirnos, esperemos que por poco tiempo de ti. Aunque espero que sigamos, tanto tu como nosotros, actualizando, nos "despedimos":

A sido un placer poder leer tu blog y disfrutar GH10 con él y contigo.

Y bueno...quizá GH11 haga ganador a nuestro favorito ;)

Miss y Mister GH*